Free xml sitemap generator Derecho Laboral y Prevención de Riesgos : LAS RADIACIONES IONIZANTES.
Con este blog voy a intentar, a través de la publicación periódica de artículos, dar una visión actual del derecho laboral y de la prevención de riesgos laborales. Intentare con dicha información resultar útil a aquellos empresarios, trabajadores y profesionales que estén interesados en estos temas.

sábado, 9 de abril de 2011

LAS RADIACIONES IONIZANTES.

Introducción.

El pasado 11 de Marzo Japón sufría el peor terremoto de toda su historia, terremoto que se vío seguido de un tsunami que arrasó parte de la isla. A consecuencia de dichas catástrofes la central nuclear de Fukushima resulto dañada generando una situación de riesgo nuclear en Japón contra la que se sigue luchando, esperando aminorar los efectos de la tragedia. Este hecho ha vuelto a poner de moda el debate en torno a los riesgos de la energía nuclear y ello ha hecho que crea de interés realizar este artículo para hablar de los riesgos que las radiaciones ionizantes pueden representar para los trabajadores expuestos a la mismas y las medidas que permiten aminorar o eliminar los mismos.



Funcionamiento de una central nuclear.
Antes de abordar la legislación referente a la seguridad laboral para los trabajadores expuestos a radiaciones ionizantes haremos un pequeño resumen del modo de funcionamiento de una central nuclear, si bien los trabajadores de las mismas no son los únicos expuestos a dichos riesgos como veremos más adelante.
 
Fundamentalmente una central nuclear consiste en una instalación que convierte el calor generado por la fisión de materia fisionable presente en un reactor (uranio 235 y plutonio 239) fundamentalmente en vapor de agua, que a su vez mueve una turbina unida a un generador y que de esta forma genera energía eléctrica. En el interior del generador además de la materia fisionable podemos encontrar agua pesada (deuterio) que facilita el mantenimiento de una reacción nuclear sostenida y moderada y de las llamadas barras de control de grafito que cuando están introducidas en el reactor inhiben la reacción, a medida que las sacamos del mismo se acelera el proceso de reacción en cadena del proceso nuclear. Finalmente dado el enorme calor generado por las reacciones de fisión nuclear es necesario un circuito de refrigeración que en el caso de la central de Fukushima eran unas bombas que introducian agua del mar para refrigerar el reactor. Dichas bombas recibían la electricidad que permitía su funcionamiento de unos motores diesel que resultaron dañados por el tsunami causando la catastrofe nuclear.

Legislación aplicable.

La normativa que regula la protección de los trabajadores contra las radiaciones ionizantes esta compuesta por el Real Decreto 783/2001 de 6 de Julio, por el que se aprueba el Reglamento sobre protección sanitaria contra radiaciones ionizantes, que transpone parcialmente al ordenamiento interno la directiva 96/29 EURATOM

Actividades afectadas.
Medicina nuclear y radioterapia, producción de energía nuclear, tratamiento de residuos radioactivos, minería, etc

Tipos de radiaciones:
  • Rayos X . Radiación electromágnetica, con muy baja energía pero un alto poder de penetración en la materia.
  • Rayos gamma. Son radiaciones procedentes del núcleo de elementos inestables. Tienen una baja energía, si bien mayor que los rayos X, pero su poder de penetración en la materia es muy elevado.
  • Particulas alfa. Son nucleos de helio muy energéticos pero su poder de penetración a la materia muy escaso (pueden ser detenidas por una hoja de papel).
  • Partículas beta. Se trata de electrones. Tienen menor nivel de energía que las partículas alfa pero mayor que los rayos gammma, su poder de penetración a la materia es mayor que el de las partículas alfa pero menor que el de los rayos gamma (los puede detener una lámina de metal).
  • Radiación de neutrones. Partículas sin carga y con una gran energía y alto poder de penetración a la materia.

Algunos términos útiles:
  • Periodo: Tiempo para que la radiactividad se reduzca a la mitad de su valor.
  • Actividad nuclear: Número de desintegraciones por segundo.
  • Actividad específica: Relación entre su actividad nuclear y su unidad de masa.
  • Dosis: relación existente entre la radiación absorvida y su unidad de masa por un objeto irradiado. Se expresa en GRAY o en RAD.
  • Dosis equivalente: dosis absorvida por un individuo considerando el daño o efecto biológico producido. Se expresa en REM.
  • Dosis efectiva: Es la suma de dosis ponderadas equivalente en todos los tejidos y órganos del cuerpo. Su unidad de medida es el Sievert=100 Rem.
  • Contaminación radiactiva: Presencia indeseable de sustancias radiactivas en una materia, una superficie, un medio cualquiera o una persona. En el caso particular del organismo humano, esta contaminación puede ser externa o cutánea, cuando se ha depositado en la superficies exterior, o interna cuando los radionucleidos han penetrado en el organismo por cualquier vía (inhalación, ingestión, percutánea, etc.).
  • Irradiación externa: La persona esta expuesta a una fuente de radiación: no dispersa, externa a la persona y no existe contacto entre la fuente y la persona.

Límites de dosis.

Va a depender de si estamos ante trabajadores, personas en formación o público y en el caso de los primeros de que se puedan dar situaciones de especial vulnerabilidad como en los casos de trabajadoras embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Trabajadores: el límite de dosis efectiva será de 100 mSv (miliSievert) durante el periodo de 5 años consecutivos, sujeto a una dosis efectiva máxima de 50 mSv en cualquier año oficial. En el caso de téjidos y órganos: el limite de dosis para el cristalino será de 150 mSv/año; el límite para la piel será de 500 mSv/año (dosis promedio para 1 cm2) y en antebrazos, pies y tobillos será de 500 mSv/año. En el caso de trabajadoras durante el embarazo y la lactancia la dosis equivalente al feto no deberá exceder de 1 mSv durante todo el periodo del embarazo, lo que va a hacer necesario la adaptación del puesto de trabajo o la concesión de baja por riesgo durante el embarazo. Igualmente hay que evitar trabajos con riesgo de contaminación radiactiva para las trabajadoras en periodo de lactancia.
  • Personas en formación y estudiantes: para los mayores de 18 años los límites serán los tratados más arriba para trabajadores expuestos. Para los trabajadores entre los 16 y 18 años será de 6 mSv/año. En cuanto a órganos y tejidos: el límite de dosis para el cristalino será de 50 mSv/año; piel 150 mSv/año (promediado sobre superficie 1 cm2); manos, antebrazos, pies y tobillos 150 mSv/año.
  • Público: Será de 1 mSv/año, si bien se podrá autorizar un valor de dosis efectiva mayor siempre que no se exceda 1 mSv en promedio durante 5 años consecutivos. En cuanto a órganos y tejidos: cristalino 15 mSv por año; piel 50 mSv por año (promediado sobre superficie cutanea de 1 cm2).
Prevención radiológica.

Las medidas de prevención tendrán en cuenta:
  • La evaluación previa de las condiciones laborales para determinar la naturaleza y magnitud del riesgo radiológico y asegurar la aplicación del principio de optimización (Las radiaciones ionizantes se deben mantener en el nivel más bajo que sea posible).
  • Clasificación de los lugares de trabajo en diferentes zonas, teniendo en cuenta: la evaluación de las dosis anuales previstas, el riesgo de dispersión de la contaminación y la probabilidad y magnitud de exposiciones potenciales.
  • Clasificación de los trabajadores expuestos en diferentes categorías según sus condiciones de trabajo.
  • Aplicación de las normas y medidas de vigilancia y control relativas a las diferentes zonas y a las distintas categorías de trabajadores expuestos, incluida, en su caso, la vigilancia de la salud.

Establecimiento de zonas:

  • Zona controlada. Son aquellas en que existe la posibilidad de recibir dosis efectivas superiores a 6 mSv/año o un dosis equivalentre superior a 3/10 de los límites de dosis equivalentes para el cristalino, la piel y las extremidades de las que más arriba hablabamos. O aquellas en que sea necesario seguir procedimientos de trabajo con objeto de restringir la exposición a la radiación ionizante, evitar la dispersión de contaminación radiactiva o prevenir o limitar la probabilidad y magnitud de accidentes radiológicos o de sus consecuencias. Se pueden subdividir en zonas de permanencia limitada, reglamentada o de acceso prohibido en función de que las dosis de las que se habla más se puedan exceder a lo largo de todo el año, en cortos periodos de tiempo o en una exposición única respectivamente. En estas zonas es preciso el uso de dosímetrtos individuales en caso de riesgo de exposición externa o irradiación y en caso de riesgo de contaminación EPIS adecuados. En estas zonas existirán detectores adecuados de radiación.
  • Zona vigilada: Es aquella zona que no siendo controlada, exista la posibilidad de recibir dosis efectivas superiores a 1 mSv por año o una dosis equivalente superior a 1/10 de los límites de dosis equivalentes para el cristalino, la piel y las extremidades.

Clasificación de los trabajadores expuestos:

  • Trabajadores categoría A. Son aquellas personas que por las condiciones en las que se realiza su trabajo pueden recibir una dosis efectiva superior a 6 mSv año o una dosis equivalente superior a 3/10 de los límites de dosis equivalente para el cristalino, la piel y las extremidades. En cuanto a la estimación de dosis para estos trabajadores: En caso de exposición exerna se hará a través de dosímetros individuales que midan las dosis externa, representativa de la dosis para la totalidad del organismo durante toda la jornada laboral. En el caso de riesgo de exposición parcial o no homogénea del organismo, la utilización de dosímetros adecuados en las partes potencialmente afectadas. En el caso de riesgo de contaminación interna, la realización de medidas o análisis pertinentes para evaluar las dosis correspondientes.
  • Trabajadores categoría B. Pertenecen a esta categoría aquellas personas que, por las condiciones en las que se realiza su trabajo, puedan recibir una dosis efectiva superior a 6 mSv por año o una dosis equivalente superior a 3/10 de los límites de dosis equivalente para el cristalino, la piel y las extremidades. La estimación de las dosis individuales de los trabajadores de la categoría B se estimará a partir de los resultados de la vigilancia realizada en el ambiente de trabajo, siempre y cuando éstos permitan demostrar que dichos trabajadores están clasificados correctamente.
  • Se registrarán todas las dosis recibidas por los trabajadores durante toda su vida laboral en un historial dosimétrico individual que se mantendrá debidamente actualizado y a disposición del trabajador.
    Finalmente y en cuanto a la vigilancia médica todo trabajador expuesto a riesgo de radiaciones ionizantes de categoría A será sometido a un examen de salud previa a su incorporación al puesto de trabajo correspondiente. También deben recibir reconocimientos médicos periódicos a efectos de determinar su estado de salud y su aptitud para realizar las actividades del puesto de trabajo afectado por la exposición al riesgo radiológico.
    Más información.
    http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/601a700/ntp_614.pdf
    http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/501a600/ntp_589.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada