Free xml sitemap generator Derecho Laboral y Prevención de Riesgos : AGENTES BIOLOGICOS
Con este blog voy a intentar, a través de la publicación periódica de artículos, dar una visión actual del derecho laboral y de la prevención de riesgos laborales. Intentare con dicha información resultar útil a aquellos empresarios, trabajadores y profesionales que estén interesados en estos temas.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

AGENTES BIOLOGICOS

Introducción:

El reciente brote de una serie de casos de legionela en la Comunidad de Madrid, que de momento se ha saldado con 5 víctimas mortales y con 46 casos de legionela detectados, nos ha sugerido el presente artículo en el que hablaremos de la evaluación y la prevención de riesgos biológicos. Finalmente trataremos también de las medidas específicas de control en el caso de la legionela.

Normativa aplicable:

En cuanto a los agentes biológicos la legislación a aplicar es la directiva 90/679/CEE de 26 de Noviembre y las directivas 93/88/CEE de 12 de Octubre y 95/30/CE de 30 de Junio y Real Decreto 664/1997 de 12 de mayo sobre la protección de los trabajadores que por su trabajo están o puedan estar expuestos a agentes biológicos. En cuanto a la legionela es aplicable el Real Decreto 865/2003, además de la normativa comunitaria en la materia.

Objeto y ámbito de aplicación:

La anterior normativa es de aplicación a:

  • Exposiciones a agentes biológicos derivadas de una actividad laboral con intención deliberada de utilizar o manipular un agente biológico, que constituye el propoósito principal del trabajo.
  • Exposiciones que surgen de la actividad laboral que no implica la manipulación ni el trabajo en contacto directo o el uso deliberado del agente biológico. Este caso sería el habitual en los casos de legionela.
  • Exposición que no se deriva de la actividad laboral.
Clasificación de los agentes biológicos:
El Real Decreto 664/1997 establece la siguiente clasificación en cuanto a los agentes biológicos:
  • Agentes biológicos del grupo 1: Aquel que resulta poco probable que cause una enfermedad en el hombre.
  • Agentes biológicos del grupo 2: Aquel que puede causar una enfermedad en el hombre y puede suponer un peligro para los trabajadores, siendo poco probable que se propague a la colectividad y existiendo generalmente profilaxis o tratamiento eficaz. A este grupo de agentes biológicos pertenece la bacteria legionella pneumophila una de las bacterias causantes de la enfermedad conocida como legionela.
  • Agentes biológicos del grupo 3: Aquél que puede causar una enfermedad grave en el hombre presenta un serio peligro para los trabajadores, con riesgo de que se propague a la colectividad y existiendo generalmente una profilaxis o tratamiento eficaz.
  • Agentes biológicos del grupo 4: Aquel que causando una enfermedad grave en el hombre supone un serio peligro para los trabajadores, con muchas probabilidades de que se propague a la colectividad y sin que exista generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaz.
El siguiente cuadro ilustra las diferencias existentes entre los distintos agentes biológicos:


Identificación y evaluación de riesgos:
Identificados uno o más riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, se procederá para aquellos que no hayan podido evitarse, a evaluarlos determinando la naturaleza, el grado y duración de la exposición de los trabajadores. Cuando se trate de trabajos que implican la exposición a varías categorías de agentes biológicos, los riesgos se evaluarán basándose en el peligro que supongan todos los agentes biológicos presentes.
Entre los factores a considerar en la fase de identificación y evaluación de riesgos están: identificación de los agentes biológicos, virulencia de los mismos, modos de transmisión, vías de entrada, cantidad, datos epidemiológicos, resistencia del agente biológico, posibilidad de desinfección, frecuencia de la exposición, posibilidad de establecimiento de medidas preventivas, posibilidad de evaluación de los niveles de exposición, etc.
Esta evaluación deberá repetirse periodicamente y en cualquier caso cada vez que se produzca un cambio en las condiciones que pueda afectar a la exposición de los trabajadores a agentes biológicos. También procede una nueva evaluación del riesgo cuando se haya detectado en algún trabajador una infección o enfermedad que se sospeche que sea consecuencia de una exposición a agentes biológicos en el trabajo.
Dicha evaluación deberá identificar a los trabajadores para los que pueda ser necesario aplicar medidas especiales de protección.
Medidas preventivas:
Entre las medidas preventivas que es posible aplicar para evitar o reducir los riesgos por la exposición a agentes biológicos estan:
  • Sustitución de agentes biológicos siempre que ello sea posible por otros que no sean peligrosos para la seguridad o salud de los trabajadores.
  • Establecimiento de procedimietos de trabajo y utilización de medidas técnicas apropiadas para evitar o minimizar la liberación de agentes biológicos en el lugar de trabajo.
  • Reducción del número de trabajadores que estén o puedan estar expuestos.
  • Adopción de medidas seguras para la recepción, manipulación y transporte de los agentes biológicos dentro del lugar de trabajo.
  • Adopción de medidas de protección colectiva o individual cuando no pueda evitarse la exposición por otros medios.
  • Utilización de medios seguros para la recogida, almacenamiento y evacuación de residuos por los trabajadores incluido el uso de recipientes seguros e identificables, previo tratamiento adecuado si fuese necesario.
  • Utilización de medidas de higiene que eviten o dificulten la dispersión del agente biológico fuera del lugar de trabajo.
  • Utilización de señales de peligro biológico.
  • Establecimiento de planes para hacer frente a accidentes de los que puedan derivarse exposiciones a agentes biológicos.
  • Verificación de la presencia de agentes biológicos utilizados en el trabajo fuera del confinamiento físico primario.
  • Establecimiento de medidas higiénicas como:prohibir comer, beber o fumar en el lugar de trabajo; proveer a los trabajadores de prendas de protección apropiadas; disponer de retretes; cuartos de aseo apropiados que incluyan productos para la limpieza ocular y antisépticos para la piel; disponer de un lugar apropiado para el almacenamiento de los equipos de protección y verificar su adecuado mantenimento y buen funcionamiento; los trabajadores dispondrán de 10 minutos para su aseo personal antes de la comida y otros diez minutos antes de abandonar el trabajo; el trabajador al salir de la zona de trabajo deberá quitarse las ropas de trabajo y los equipos de protección personal que puedan estar contaminados por agentes biológicos y deberá guardarlos en lugares que no contengan otras prendas. La limpieza, descontaminación o destrucción de estas prendas sera responsabilidad del empresario.
  • Cuando exista riesgo por exposición a agentes biológicos para los que haya vacunas eficaces, éstas deberán ponerse a disposición de los trabajadores, informándoles de las ventajas e inconvenientes de la vacunación.
  • Los trabajadores y sus representantes serán informados sobre las medidas de prevención que se adopten. También recibiran una formación suficiente y adecuada en relación con:riesgos potenciales para la salud derivados de los agentes biológicos; precauciones que deberán tomar para prevenir la exposición; disposiciones en materia de higiene; utilización y empleo de ropa y equipos de protección individual; medidas que deberán adoptar los trabajadores en el caso de incidentes para la prevención de los riesgos derivados de agentes biológicos.
Un caso práctico el caso de la legionela.
La legionella es una bacteria con forma de bacilo que vive en aguas estancadas y cuyo crecimiento se ve favorecido por la presencia de materia orgánica. Se multiplica en un rango de temperaturas entre 20º-45º, siendo su temperatura optima de crecimiento entre 35º y 37º, y destruyéndose a 70º. La bacteria sólo puede reproducirse dentro de protozoos y macrófagos humanos, por lo que sólo son efectivos en su eliminación los antibióticos que pueden penetrar en la célula. Se trata de una bacteria aeróbica, es decir, requiere oxigeno para vivir. La enfermedad originada por la bacteria puede presentarse como una neumonía típica o como una enfermedad febril sin focalización pulmonar (fiebre de pontiac) y sus síntomas son: fatiga, dificultades para respirar y en ocasiones diarrea o dolores musculares. La mayor fuente de contagio de dicha enfermedad son los sistemas de aguas de grandes edificios, humidificadores, fuentes, torres de refrigeración, etc.
Así pues y teniendo en cuenta lo anterior el Real Decreto 865/2003 por el que se establecen criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis dice que las medidas preventivas se basarán en la aplicación de dos principios fundamentales: primero, la eliminación o reducción de zonas sucias, ayudando a ello un buen diseño que favorezca el mantenimiento de las instalaciones y segundo evitando las condiciones que favorecen la supervivencia y multiplicación de Legionella, mediante el control de la temperatura del agua, la desinfección continua y filtrado para evitar la presencia de materia orgánica. A continuación establece el siguiente conjunto de medidas específicas para evitar la proliferación de la bacteria:
  • Garantizar la total estanqueidad y la correcta circulación del agua, evitando su estancamiento, así como disponer de suficientes puntos de purga para vaciar completamente la instalación, que estarán dimensionados para permitir la eliminación completa de los sedimentos.
  • Disponer en el agua de aporte sistemas de filtración según la norma UNE-EN 13443-1, equipo de acondicionamiento del agua en el interior de los edificios -filtros mecánicos- parte 1: partículas de dimensiones comprendidas entre 80 µm y 150 µm-requisitos de funcionamiento, seguridad y ensayo.
  • Facilitar la accesibilidad a los equipos para su inspección, limpieza, desinfección y toma de muestras.
  • Utilizar materiales, en contacto con el agua de consumo humano, capaces de resistir una desinfección mediante elevadas concentraciones de cloro o de otros desinfectantes o por elevación de temperatura, evitando aquellos que favorezcan el crecimiento microbiano y la formación de biocapa en el interior de las tuberías.
  • Mantener la temperatura del agua en el circuito de agua fría lo más baja posible procurando, donde las condiciones climatológicas lo permitan, una temperatura inferior a 20 °C, para lo cual las tuberías estarán suficientemente alejadas de las de agua caliente o en su defecto aisladas térmicamente.
  • Garantizar que, si la instalación interior de agua fría de consumo humano dispone de depósitos, éstos estén tapados con una cubierta impermeable que ajuste perfectamente y que permita el acceso al interior. Si se encuentran situados al aire libre estarán térmicamente aislados. Si se utiliza cloro como desinfectante, se añadirá, si es necesario, al depósito mediante dosificadores automáticos.
  • Asegurar, en todo el agua almacenada en los acumuladores de agua caliente finales, es decir, inmediatamente anteriores a consumo, una temperatura homogénea y evitar el enfriamiento de zonas interiores que propicien la formación y proliferación de la flora bacteriana.
  • Disponer de un sistema de válvulas de retención, según la norma UNE-EN 1717, que eviten retornos de agua por pérdida de presión o disminución del caudal suministrado y en especial, cuando sea necesario para evitar mezclas de agua de diferentes circuitos, calidades o usos.
  • Mantener la temperatura del agua, en el circuito de agua caliente, por encima de 50 °C en el punto más alejado del circuito o en la tubería de retorno al acumulador. La instalación permitirá que el agua alcance una temperatura de 70 °C.
  • Cuando se utilice un sistema de aprovechamiento térmico en el que se disponga de un acumulador conteniendo agua que va a ser consumida y en el que no se asegure de forma continua una temperatura próxima a 60 °C, se garantizará posteriormente, que se alcance una temperatura de 60 °C en otro acumulador final antes de la distribución hacia el consumo.
En cuanto a las torres de refrigeración:
  • Estarán ubicadas de manera que se reduzca al mínimo el riesgo de exposición de las personas a los aerosoles. A este efecto se deberán ubicar en lugares alejados tanto de las personas como de las tomas de aire acondicionado o de ventilación.
  • Los materiales constitutivos del circuito hidráulico resistirán la acción agresiva del agua y del cloro u otros desinfectantes, con el fin de evitar los fenómenos de corrosión. Se evitarán los materiales que favorecen el desarrollo de bacterias y hongos como el cuero, madera, fibrocemento, hormigón o los derivados de celulosa.
  • El diseño del sistema deberá hacerse de manera que todos los equipos y aparatos sean fácilmente accesibles para su inspección, limpieza, desinfección y toma de muestras.
  • Existirán suficientes puntos de purga para vaciar completamente la instalación y estarán dimensionados para permitir la eliminación de los sedimentos acumulados.
  • Deberán disponer de sistemas separadores de gotas de alta eficiencia cuyo caudal de agua arrastrado será menor del 0,05 % del caudal de agua circulante.
  • Deberán disponer de sistemas de dosificación en continuo del biocida.
En el caso de los equipos de terapia respiratoria se deberán limpiar, desinfectar o esterilizar conforme a las instrucciones del fabricante antes de cada uso.
En las salas con pacientes de alto riesgo (inmunodeprimidos, con más de 65 años o con enfermedad crónica de base) los humidificadores serán esterilizados o sometidos a un alto nivel de desinfección diariamente y se harán funcionar sólo con agua esteril. También se recomienda que las partes de los equipos de terapia respiratoria que entren en contacto con ellos sean de un sólo uso.
Finalmente para las instalaciones anteriormente enumeradas se elaborarán y aplicarán programas de mantenimiento higiénico-sanitario adecuados a sus características y que contendrán:
  • Plano de la instalación.
  • Revisión y examen de todas las partes de la instalación.
  • Programa de tratamiento de agua que asegure su calidad.
  • Programa de limpieza y desinfección de toda la instalación.
  • Existencia de un registro de mantenimiento de la instalación.
Más información:

http://www.msps.es/ciudadanos/saludAmbLaboral/agenBiologicos/guia.htm

1 comentario:

  1. me parese muy interesante que nos den mucha informacion a nosotros los jovenes o los niños para que asi puedan aprender mas sobre la naturaleza

    ResponderEliminar